4 nov. 2009

Malos hábitos informáticos: “El papel tapiz tapizado de iconos”

Siguiendo con la línea de los malos hábitos informáticos, que parece les gustó mucho a todos los lectores de este blog, sigue otro de esos tanto males y molestias visuales que uno puede encontrar en cualquier computadora, ya sea de casa u oficina. Y dicho malestar es nada más y nada menos que los escritorios con tantos iconos como pixeles hay en la pantalla.

puercoaranaiconosNi las Mac se salvan. Homero y el Puerco Araña hechos con puros iconos.

Los iconos son las representaciones gráficas de un comando, aplicación o archivo. Con eso, los usuarios saben de qué se trata cada archivo y qué programa lo abre. Hasta aquí, no ha problema con eso. El problema viene cuando instalamos un programa y este, sea necesario o no, pone un bonito acceso directo en el escritorio. A eso, le sumamos las veces en que los usuarios crean accesos a los documentos que más usan e incluso de las ocasiones en que los mismos guardan los documentos directamente en este lugar, el cuál no es el idóneo para estas tareas y es la pesadilla para cualquier persona que haga soporte, ya que debe estar navegando y buscando por documentos que el usuario guardó en esta ubicación al formatear o restaurar un equipo. Con el tiempo, el escritorio se va llenando de más y más accesos, hasta que llega un punto en el que el papel tapiz ya es prácticamente inexistente, tapado por cientos y cientos de iconos que muchas veces nunca se han ejecutado.

Llega a ser una molestia visual el ver tantas cosas en un espacio tan pequeño como es un monitor. Muchas veces, cuando el usuario cambia la resolución de su monitor y descubre que hay más espacio en el mismo, en lugar de acomodar los iconos ya existentes, comienza a llenar ese nuevo espacio con más y más, en un círculo vicioso que rara vez llega a acabar. Todo esto, además de verse horrible, llega a alentar nuestro equipo considerablemente, ya que cargar todos esos iconos significa más espacio en memoria, la cuál le cuesta mucho trabajo al procesador para llenar (y muchas veces estos usuarios se quejan de lo lento del sistema).

hentaideskAccesos directos a juegos Hentai. Cortesía de Sankaku Complex (+18) 

En Windows 95 y 98 esto era pan de cada día. Afortunadamente desde Windows Me (si, no se hagan: eso existió realmente) esta la opción de dejar nuestro escritorio pelón, sin ningún icono en el mismo. Basta con dar un clic derecho sobre el tapiz y seleccionar la bendita opción de “No mostrar iconos en el escritorio”. Esto oculta todos los iconos, incluso la Papelera de reciclaje.

escritorio01¿Ves que bonito? Mi actual escritorio con Kobato y Ioryogi 

Pero viene la pregunta que quizás te hagas: ¿dónde pongo todo lo que estaba en el escritorio? Sencillo. Para eso existe el Inicio rápido. El inicio rápido son los iconos o botones que tenemos junto al menú Inicio, y no son más que iconos, al igual que en el escritorio, pero con la diferencia de que están ordenados a manera de menú, tal y como en el menú de Todos los programas. Es rápido y sencillo, además de que se acorta el tiempo de forma práctica. Mientras que en los accesos directos debes dar doble clic, en el inicio rápido sólo es necesario uno, abriendo las cosas de forma más fluida.

escritorio02Los accesos a las aplicaciones que más uso están ocultos hasta que los necesite. 

Sin duda, estas pesadillas seguirán existiendo hasta el final de los tiempos. ¿Y tú cómo tienes tu escritorio? ¡Nos vemos en la siguiente entrada!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

jejeje me gustó eso de "¿ves que bonito?" XDD
Pero yo no entiendo... ¿Quién necesita tantos íconos?
No creo que los usen todos... Al menos no muy seguido...

Tania Malfoy dijo...

Hi... pues si estoy de acuerdo contigo eso de tener el escritorio lleno de iconos nadamas no, sin embargo a ni no me gusta asi pelon jajaja.

Con eso de chafindows Vista, ahora los iconos se ven mas fashions... igual parecen widgets :P.

Saludos y es bueno ver que aun sigues con la lucha de escribir.

Tania

PD:No has votado en mi escuesta eh!!!